Fue condenado a cinco años de cárcel porque grabó y difundió el vídeo