El Gobierno ultima una medida para reconocer a víctimas de violencia de género sin necesidad de denuncia previa

11/02/2020

El sábado 8 de febrero, dos nuevos casos en Lugo y Granada elevaban a 10 las mujeres asesinadas por violencia de género en lo que llevamos de 2020. Es decir, un asesinato machista cada cuatro días. Ninguna de ellas había denunciado previamente. De las 55 mujeres asesinadas a lo largo de 2019, tan solo 11 habían dado la voz de alarma. Una proporción extremadamente baja que, según la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, se debe a diversos factores. Entre ellos, el miedo que les produce a las mujeres no ser creídas cuando entran en el sistema de justicia y la inseguridad que les provoca hacerlo. Estos datos forman parte de un reciente informe sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en denunciar o en verbalizar su situación, elaborado por la delegación del Gobierno contra la Violencia de Género. 

Ante esta situación, Victoria Rosell compareció el pasado lunes 10 de febrero para informar de que el Ejecutivo impulsará el reconocimiento de las víctimas sin necesidad de que interpongan denuncia judicial, para que puedan acceder a protección y recursos a través de administraciones como los Servicios Sociales. 

En una Conferencia Sectorial de abril de 2019, durante el Gobierno en funciones, las comunidades autónomas ya acordaron criterios para llevar a cabo estos procesos. El objetivo era ampliar los mecanismos que acrediten la condición de víctima de violencia de género, una medida que el Gobierno aprobó en 2018 a través de un Real Decreto-Ley de medidas urgentes para el desarrollo del 'Pacto de Estado contra la Violencia de Género'.  Ahora, consensuar y coordinar este título habilitante para que, en la práctica, las víctimas sean "reconocidas por los servicios sociales, servicios especializados y otros que se pacten" requieren de una nueva Confrerencia con los representantes de todas las comunidades autónomas. Una reunión que Victoria Rosell prevé celebrar antes de que finalice el mes de marzo.

Tal y como ha explicado la delegada del Gobierno, esta medida busca, entre otras cosas, acabar con "la bolsa negra" de mujeres asesinadas por violencia de género que no habían denunciado previamente su situación de maltrato.

 

Facebook icon
Twitter icon