Las llamadas al 016 aumentan un 43% con respecto a junio del año pasado

15/07/2020

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha comparecido para valorar los datos del teléfono 016 durante el mes de junio de 2020 y valorar la situación de la violencia machista en España. Rosell ha señalado “un repunte muy significativo de los medios silenciosos” y ha afirmado que esto “nos indica que muchas mujeres no han podido ni siquiera hacer desde su propia casa una llamada y han tenido que utilizar medios escritos".

Durante el mes de junio de 2020, el número de llamadas pertinentes ha sido de 8.486, mientras que en junio de 2019 fueron 5.921, lo que supone una diferencia de 2.565 llamadas más y un incremento del 43,3%. Por su parte, el número de consultas online al 016 ha sido de 184 durante este mes de junio, mientras que en 2019 fueron 31, es decir 153 consultas más en junio de 2020 que en junio de 2019, un incremento del 493,5%. 

La delegada ha comenzado la comparecencia manifestando sus condolencias por las dos mujeres presuntamente asesinadas por sus parejas en Barcelona y Torrejón de Ardoz (Madrid), de las cuales se están recabando datos en estos momentos. Rosell se ha referido también a las imágenes de la agresión a una mujer recientemente en Eibar (Gipuzkoa) que se hicieron virales, así como al ataque con sosa cáustica a otra mujer en Sant Feliu de Guíxols (Girona). "Ambos casos nos tienen que llamar a la reflexión sobre si solo llamamos víctimas a las fallecidas o a quien sufren violencias diarias, algunas tan graves, como estos casos que han salido en los medios de comunicación".

En referencia a la agresión en Eibar, la delegada ha puesto en valor la colaboración ciudadana y la rapidez de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en detener al agresor, pero también ha invitado a reflexionar sobre las imágenes difundidas en redes y medios de comunicación. Rosell ha considerado que la captación de esas imágenes no debe ser criticable, ya que "ha de ayudarse en la medida de las posibilidades y sin riesgo propio a terceros". Ahora bien, la difusión de esas imágenes, "sí debía de haber mantenido el anonimato de las víctimas, su mujer y su hijo, pixelando sus caras".

 

Facebook icon
Twitter icon